10 momentos (o quizás más) en Viena

Viena fue intensidad, imprevistos y ganas de quedarse. Viena fue un anfitrión buena onda, correr, caminar, sorprenderse con cúpulas, visitar el palacio donde vivió la mítica Sisí, ver callecitas, callejones y más cúpulas. Viena fue un lugar donde nos quisimos quedar.

Acá, un compilado de cómo vivimos esta hermosa ciudad.

 

Facebooktwittergoogle_plus